lunes, 11 de febrero de 2013

Que linda es Buenos Aires

Ayer a la tarde, impiadosa, la serpiente de agua entró en nuestro país con una terrible tormenta. Nosotras, mi hija y yo, habíamos inaugurado el gesto de tocar la serpiente antes de su salida a escena- vamos, que si están en Argentina, nosotros aquí tocamos el manto a la Virgen ¿ porque no tocar la tela profana de una serpiente china y pasarla a nuestro imaginario sagrado?-nuestros compatriotas, que habrán calculado lo desastrosas que son las serpientes para la Rata de fuego al que pertenece la Argentina. Merceditas nació en el año de la Rata del 84' y como compañero de viaje tenía una serpiente. En fín, que mis vacaciones estuvieron planeadas para este domingo. y ya pasó, como todo.
y después de casi 57 años puedo decir que no me gusta comer pescado ni comida china, que el falafel me parece una porquería y que la carne cruda la dejo para los turcos. ah1! que bien se siente no ser tilinga, en el tema de comidas, por lo menos.