jueves, 2 de junio de 2011

Perfiles

Tenías razón.
Este gobierno ha ensuciado a las Madres.
Porque nadie distingue entre la línea de Cortiñas y la de la corrupta de Bonafini, que solo ha despertado odio, contra una misma por haberlas defendido y admirado tantos años.
Los espíritus de los desaparecidos deben soplar sobre la podredumbre para aclarar el aire que respiramos.
Merceditas, estés en paz.
Como una Casandra delirante, tus dichos, tu inadecuación a la carrera de derecho, tu insistencia en la Sociedad de Control, se están haciendo evidentes.
Tu hermana me dijo que yo era tu cómplice. Tendrá sus razones.
Yo siento que con vos yo podía hablar. Eramos dos parias entre tanto jolgorio pseudoprogresista izquierdoso.
Y si, mi hijita, te robaron los ideales y al resto del pueblo, lo estafaron.