viernes, 18 de enero de 2013

Humano, demasiado humano

¡Que tema el de creer!. Por obra de mi vulnerabilidad, baja autoestima y tremenda neurosis, fui a caer al diván de una psicoanalista kleiniana a los 18 años, tuve que abjurar de mi fe en, digamos,dios, y como buena conversa fanatizarme con el psicoanálisis.No podía a esa nueva fe ubicarla como creencia. Era la Verdad Absoluta y Revelada que debía defender a costa de mi propia seguridad.En secreto y como una broma, seguía leyendo el I' Ching; las Efemérides de Raphael, y soñando sueños cósmicos, sin que el lacaniano de turno pudiera interpretarlos(el ingreso de Plutón en Escorpio, estando embarazada de Mercedes, fué un sueño maravilloso). Como todo converso, uno es más papista que el Papa. Así que, ha estudiar los seminarios de Lacan, con pasión digna de Santa Teresa de Ávila. Y entonces,Lo Real,Dios, el Azar, la Lotería Genética, Los heraldos negros, la pura Poesía de la Vida, me caen encima. Nace Federico con una Tetralogía de Fallot.Al mediodía del 15 de diciembre de 1988. Mi condición de médica me exime de la compasión de mis colegas así que todos van a consolar al padre, mientras Fede reposa en mis brazos y hace su primer paro cardíaco, al que recibo con los gritos adecuados en busca de auxilio. Fede sobrevive. Esa noche, la neonatóloga de guardia que cumplía años ese día, lo saca de su segundo paro cardíaco. Debo decir que Fede pesó al nacer 4 kg y medio; así que tenía con que hacerle frente a la prueba que estaba por venir. Parecía un Hércules azul en la servocuna.-Tiene hipertensión pulmonar- decían.- Es una cardiopatía-aseveraba yo. -¿Cómo se atreve?- decían- eso lo va a diagnosticar el ecografista. Al día siguiente: -Señora, su hijo padece una cardiopatía. Ajá. Y después vino la trombosis de la vena renal. Recuerdo que,todavía creyente en el Dios Inconciente, le acariciaba los muslos y le susurraba- hacé circulación colateral. Que boba. Llegan las fiestas. Fede estaba azul, lleno de caños, respirado, con vías hasta en los pies( piecesitos), pero habia sobrevivido a la trombosis.Nochebuena, hasta los judíos ortodoxos vinieron a saludar a sus hijos, familias enteras que venían a hacer el aguante. Y Fede que desarrolla un abceso en la frente: y la respuesta del residente: - Encontró el Unicornio Azul.Jajaja, que chistoso. Y nosotros,Fede y yo, solos, intentando que el R1 le administre antibióticos. Esta gente que usa el señora para quitarme del lugar de médica, para hacerme menos peligrosa, porque veo las cosas de otra manera, y además me paso viajando del H.Italiano a Morón, pero quiero estar con todos mis hijos, y entrar en la Terapia cuando dejan entrar. Y después vino el episodio convulsivo, que por supuesto los residentes desestimaron con soberbia: desviación conjugada de la mirada es convulsión en un neonato, pero claro- Señora ¿ no sabe que los bb no fijan la mirada hasta 3 meses?- aquí tuvieron un traspié, porque si era solo señora ¿ como iba a saberlo?, y si soy médica dame razones, tal como ocurrió el 2 de enero cuando la neuróloga infantil, puso en la historia convulsiones tónicas. Es decir lo tuvieron convulsivando más de 24 hs, estado de Mal Epiléptico en adultos. Y después, esperable, vino la septicemia.Con Escherichia Coli: -Chicos ¿quien no se lavó las manos?
Ah, el humor.