martes, 10 de mayo de 2011

Voy de tu corazón a mis asuntos.

Nada.
Solo dolor.
Me duele todo.
No duermo bien. Malditos antidepresivos.
Me parece que voy a dejarlos.
Fede salió bien, pero fué mucho más sanguinario que otras veces.

Hijita, a veces me pregunto tontamente si tendrás frío o hambre. Quisiera saber que estás bien.Eso me consolaría.Pero debe ser parte del aprender el desapego. Maldito Buda.