viernes, 28 de diciembre de 2012

Es terrible saber de que se trata todo esto

Dios aprieta y a veces ahorca, pero no siempre, pasa que cuando te toca la ahorcadura, parece que Dios se dedica a ahorcar a sus criaturas siempre, o por lo menos las deja hacerlo, no las detiene. Una vez leí que Dios es presión y no lo entendí hasta hoy.
Aprieta y aprieta, y te hace polvo, o resistís y te volvés cada vez más dura.
<b>Es el terror de saber de que se trata todo esto </b>