lunes, 17 de diciembre de 2012

Mandálo a Sabbatella

Hace dos años y pico, escribí como despedida, y por razones personales-la insostenible pesadez del ser-un post, que ahora encuentro divertido, sobre todo porque cual profecía casándrica me avisa que DEBO escucharme a mi misma con más atención. Ja!-diria Merceditas.