jueves, 21 de agosto de 2008

Terapia


* Terapeuta, es decir, servidor, cuidador, deriva de la palabra griega therapéuein, ya que un therapeutós era en el lenguaje de los ascetas y místicos judíos un ser susceptible de cultivo. Alguien dedicado al desarrollo de sí mismo en las márgenes desérticas de lo social, el Sinaí. en ese espacio vacío donde aún resuena el eco luminoso del silencio del espíritu, cuando se acalla la cháchara inútil de la discusión y de la crítica, de la rúbrica y de la diferencia.
* Curar, para los terapeutas del siglo I, implicaba algo mucho más grande que sanar una dolencia física.Se trataba, ante todo, de una reintegración en el plano de lo metafísico.Cuanto más lejos del principio estaba el alma de los hombres, más cerca de su fín se hallaba. Sanarla era solarizarla.
* La curación por el fuego es la curación por la verdad.El fin del trabajo especular, es observar las órbitas de nuestras estrellas interiores, porque toda consideración-con sidus indica los astros- debe conducirnos a restablecer la armonía con el mundo, con el medio circundante. Toda inteligencia reflejada por el espejo de la mente se identifica con el Sol, y por esta razón el espejo es, con frecuencia, un símbolo solar.
* "Reconoce lo que está ante tus ojos y lo que está oculto te será revelado"
* Mario Satz