lunes, 27 de julio de 2009

Los Santos siguen marchando.



La Iglesia Católica ha sido muy tenaz y astuta.
Desde incluir en su lista de santos a formas divinas como Buda, con el nombre de Josafat, y cuya fiesta se celebra en noviembre, hasta construir sus templos sobre sitios sagrados para los convencidos, convertidos, o simplemente vencidos, naturales de la tierra.
Me abstuve de festejar el día de Santa Ana, porque me llevaría a textos arcaicos de psicoanálisis argentino como "Fantasias eternas a la luz del psicoanálisis" de Marie Langer donde analiza la imagen de Eva Perón como una Gran Madre Arquetípica que da y quita la vida, y que justo muere un 26 de julio día de Santa Ana, la abuela , la Gran-Gran Madre.
Pero no puedo dejar de mencionar el día de San Pantaleón.
Patrono de médicos y enfermos.
Decapitado luego de sus tres compañeros de celda: Hermolao, Hermipo y Hermócrates (y si estos tres nombres no hacen alusión al hermetismo- Hermes Trismegisto-dejo de llamarme berenice).
Ocurre que los 27 de julio son el día en que el Sol está en 5º de Leo, por eso hasta el nombre del Santo alude a un misterio:
Panta:penta o cinco
León: Leo, la constelación.
Por tanto resulta un santo que convino disfrazar, ya que sus conocimientos probablemete provenían de fuentes no demasiado católicas.
Es sabido que por misteriosos caminos su sangre llegó al convento madrileño de La Encarnación, donde todos los años el 27/7 se licúa.
Sea como sea, y en fín sepan disculpar esta caravana por el martirologio, pero no quería dejar pasar los cinco grados de Leo sin saludar a un santo que, personalmente voy a necesitar.


La Ermita de donde vino la sangre es del medioevo,está en Losa, Burgos, pero todo el mundo se pregunta porque este pórtico tan raro, la columna de la izquierda parece un atlante, o algo así y la de la derecha, con ese zig-zag, hecha por Tim Burton. Digamos que no es muy medieval.
Hoy también se festeja San Cristóbal que también me genera dudas y comentarios, pero quedará para otra oportunidad.