jueves, 30 de julio de 2009

Tsedaká


La mezquindad es definida como la falta de sentimientos nobles, como la obra o dichos resultado de este sentimiento o como la simple y llana falta de generosidad.
El mezquino, vive en un mundo escaso de recursos de todo tipo:
materiales, económicos, psíquicos y ¿porque no? espirituales, entendido esto como el conjunto de pensamientos, conceptos, ideas, ritos y actitudes que intenta dar respuestas a preguntas humanas sobre su condición.
El mezquino vive en un mundo demasiado pequeño y trata de denigrar al que piensa en grande, tachándolo de ignorante e ingenuo.
Tsedaká es un concepto Talmúdico:
La tzedaká no es solamente un acto de bondad ni de humanismo, sino que es en esencia un acto de equidad social… también quiere decir que no dar a los pobres equivale exactamente a robar a los pobres.
Y sabemos que pobres existen de toda clase.
Que hay pobrezas momentáneas y otras de larga data.
Pobrezas que no se notan.
Por eso:
No digas “no doy porque soy pobre”. Siempre habrá alguien más pobre que tú y algo le podrás dar; solamente serás tremendamente pobre si no ayudas a los necesitados…
Además el generoso no dá lo que le sobra, sino lo que el otro sin saberlo, necesita.
Esto lo aprendí viviendo.