martes, 28 de julio de 2009

Replicantes.

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhauser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como... lagrimas... en la lluvia. Es hora de morir.

Me niego a vivir desangelada, congelada en el escepticismo.
Me niego a vivir sin esperanzas.
Me niego a habitar un universo de pobres seres aislados y corazones rotos.
Me niego a creer en sólo lo evidente.
Desde que el espíritu de los tiempos se hizo escéptico y triunfaron las ideologías, el mundo se empobreció notablemente.
Hay aridez en los pensamientos, y falta el agua de lo divino impregnando la vida cotidiana.
Quiero creer en los milagros.
Quiero ser romántica.
Quiero que lo que me queda de vida no sea recorrer el erial de lo concreto.
Los demás que hagan lo que quieran.
No los juzgo.
Entonces dejen de juzgarme.
O acaso...¿hay una Inquisición desde el materialismo?