miércoles, 20 de abril de 2011

Me parece escucharte


PKD: Nos dicen: “No hay que cambiar la sociedad, hay que cambiar uno mismo”. Y yo no sé qué es necesario cambiar. ¿Primero a mí mismo? ¿Hay que cambiar uno mismo para poder cambiar el mundo? Creo que es necesario hacer las dos cosas. Cambiar las cosas interiores y las cosas exteriores, a la vez. La gente tendría que hacer lo que tiene ganas de hacer, hasta que les den una razón realmente buena para no hacerlo.
PKD nació con el Sol en el mismo grado que tu abuela y tu hermano, y vos tenías el sol  dos grados después.
En Sinastría comparten el Sol, la individualidad y el llegar a ser.
Cuando leía a Dick en mi juventud no lo sabía.


  Las autoridades quieren que uno siempre sea gentil. El hombre modelo es gentil y cortés. Quizá la esencia de la humanidad se encuentre en la desconfianza. Pienso que son ciertas emociones las que nos hacen realmente humanos. Creo que en cierto sentido un ser humano se define más por sus emociones que por sus pensamientos. Pienso que es más posible que los insectos tengan pensamientos que emociones. Habitualmente tendemos a considerar que piensan menos que nosotros. Pienso que hay ciertos sentimientos que son muy, muy bellos, y puede tratarse de malos sentimientos.

Escapar a las dificultades, es escapar de la vida. Observe a la gente. A algunos las dificultades los hacen huir, a otros, por el contrario, los atraen, no porque sean masoquistas, sino porque toman las dificultades como un desafío, como algo que es necesario enfrentar. A veces hay una confusión entre emoción y sentimientos. Un humor y una emoción son cosas distintas. Estar deprimido no es una emoción. Sentirse enfermo tampoco, es un estado afectivo. Una emoción es siempre algo poderoso. No existe una “débil emoción”. Incluso el miedo, en tanto que emoción, es algo poderoso, porque nos empuja a una actividad intensa. En efecto, una emoción empuja a cualquiera a actuar, mientras que un estado afectivo, como “sentirse mal”, no es una emoción, es una ausencia de emoción.
No puedo comprender que un cambio interior no se manifieste en el mundo exterior. En ese sentido no tengo nada que ver con un oriental.

Si PKD está en lo cierto, el cambio tuyo fué extremo.
Espero qque tu suicidio, más allá de liberarte del dolor, actúe sutilmente, corroyendo los cimientos de esto que te ha hecho tanto daño.