jueves, 25 de junio de 2009

No es chiste


Recomendaciones para el día del voto:
No se le ocurra pasar la lengua a lo bruto por el sobre; lo ideal sería que pongan un vaso de agua en cada mesa y que se moje el dedo y después el sobre.
Opción dos: escúpase el dedo y así páselo por la cinta engomada.
Alguien tendría que controlar que no se amontone la gente.
Por supuesto lavarse las manos antes y después de votar, no por una referencia a Poncio Pilatos, sino porque en tal aglomeración va a ser realmente peligroso.

Y las autoridades de mesa deberían usar guantes de látex para abrir los sobres.
Se lo escuché a una bacterióloga del Malbrán.
Se la notaba preocupada.